Cuando el sistema del control de acceso no logra individuar en automático el abono/pase del cliente, será necesario introducirlo manualmente. Esto puede pasar cuando un cliente tenga dos o más abonos/pases válidos para el acceso, aunque sean diferentes: por ejemplo, el cliente tiene un abono mensual para el fitness y pases para la piscina. El sistema no puede decidir si deducir el crédito de los pases para la natación o no deducir nada en caso la persona quiera acceder para entrenarse con las máquinas). 

El operador tendrá que hacer clic en el botón amarillo para elegir con que abono/pase tendrá que acceder el cliente. 

Después de la elección el sistema permitirá el acceso.